Acerca de este blog

6 julio, 2010
Pescando ideas, a manera de presentación.

Deseo que la presentación que escribí para el blog Despertar para el regreso a casa sea el mismo para Pescando ideas; aprovecho para agradecer los comentarios que me hizo llegar Alida Piñón quien publicó la maravillosa entrevista a Victor Hugo de la que hablo. Por lo que pueden observar, ¡estoy de vuelta!

He crecido – en todos aspectos, ya era hora – por lo que tengo una página – www.solucionesdecalidad.com – con Facebook y Twitter, ¡Bienvenida la tecnología!, bien usémosla.

Les envío un fuerte y cariñoso abrazo. Paco González

Uno no sabe que la vida es breve, como un suspiro, hasta que nos llega la mala noticia.

Víctor Hugo Rascón Banda.

Se quedarán los demás, que cada vez son otros y entre los cuales habrá de construirse lo que sigue.

Alejandro Aura.

Tengo una vida chida.

Fernando Martí Haik

Este blog nace de la muerte de tres personas, Víctor Hugo, Alejandro y Fernando.

Con ninguno de los tres tuve un contacto personal, sólo con Alejandro Aura platiqué varias veces, unos minutos, hace ya varios años, sin embargo, la muerte de los tres me llevaron a confrontaciones emocionales muy fuertes y a muchas reflexiones encontradas y desencontradas.

En septiembre de 2006, me encontré en el periódico Diario Monitor, una entrevista que le hacía Alida Piñón a Víctor Hugo, después de superar una enfermedad, en donde dice cosas verdaderamente brutales de la vida: No quería seguir cometiendo el peor de los pecados, no ser feliz, como escribió alguien. Ahora la veo – la vida – con colores, sabores, sonidos, la veo digna de ser vivida y la aprecio más. Miraba sin ver, escuchaba sin oír, sin embargo después de esta experiencia las cosas desagradables, el rencor, el odio, las mezquindades, todo eso que no vale la pena, al saber que ya se me acababa la vida me pregunté: ¿cómo que esto es todo, cómo que ya se acabó?, así que me di cuenta que la vida era una fiesta, no un lugar para trabajar.

En ese momento mi impresión fue, y sigue siendo, que Víctor Hugo empezaba realmente a vivir.

Alejandro Aura es un sinónimo de la buena vida, del gusto de disfrutarla, de sibarita; por lo menos es lo que siempre percibí cuando lo vi actuar o me tocó estar en el mismo restaurante en donde aplaudía a rabiar por el disfrutar de una comida, una bebida o un buen puro. Cuando fue funcionario cultural de la UNAM yo también tuve el privilegio de trabajar, ¿trabajar?, más bien disfrutar haciendo cosas en la Universidad, en alguna ocasión hubo un festejo, no recuerdo de qué, pero nos reunimos en uno de los bellos teatros de la Universidad en donde, una vez más, se lució, en todos sentidos, como anfitrión; años después llegó a Canal Once, en donde tengo el privilegio de seguir gastando mi tiempo, a conducir, junto con mi querida amiga Doris, el programa de Boleros y un poco más; muchas veces bajé al estudio a charlar brevemente y bromear con los dos; en 2007 empezó a llegarme a mi correo su blog, en ese mismo año le ocuparon el blog unos terroristas; envió un aviso en donde, entre otras cosas, decía: …estamos empeñados en una causa de vida y alegría. Y vamos a seguir en ella, con buen ánimo. Y con buen ánimo, seguramente, también murió.

Cuando mi amiga, Rocío Hernández White, responsable de empujarme estando al borde del precipicio para decidirme a crear un blog, leyó el más reciente y último texto de Alejandro, exclamó: ¡Qué manera tan elegante de despedirse de la vida!, de ese tamaño era Alejandro Aura el elegante.

Cuando empecé a leer en el periódico y a ver en las noticias de la televisión la brutal, indigna y estúpida agresión a Fernando, a sus padres, su familia, sus amigos, sus conocidos, a la gran mayoría de los que vivimos en esta ciudad, este país y este mundo – un joven de 14 años con una vida chida que su mayor “pecado” fue el haber nacido en el seno de una familia próspera para los negocios – mi mente, cuerpo y alma, se desajustaron, me llegó una sensación de rabia, de angustia, pero no sólo de Fernando, sino de todos los que han sido agredidos y han quedado en el anonimato, el propio chofer de Fernando quien solamente he visto su nombre en una esquela; por todas aquellas personas, animales y medio ambiente, que han sido víctimas de la estupidez humana, ¿humana?

Se agolparon en mi mente muchas ideas; enviarles un correo a los padres de Fernando para decirles…¿qué?, ¿qué pudiera decirles que no supieran?, es más, ellos saben más de todo esto y lo están sufriendo en carne propia. Escribir en mi coche: ¡Ya basta!; buscar la forma de organizarnos todos los que estamos enojados e indignados por todos ellos, las personas, animales y medio ambiente, y en una marcha en absoluto silencio – en donde no tengan cabida los partidismos, las politiquerías, las mercancías, los acarreados descerebrados, los objetivos mezquinos, sin banderas de ninguna especie – silencio absoluto que grite con todo el alma ¡ya basta! Y que finalmente despertemos para el regreso a casa. Otra idea era la de usar únicamente corbatas negras como símbolo de duelo, en fin, entre otras más.

¿Qué será lo mejor?, no lo sé, lo que sí sé, es que cualquier manifestación, ya sea personal o en compañía de otros, no se quede, como siempre quedan las cosas, en una simple anécdota más.

No lo van a creer, este blog, nacería para hablar de calidad, especialmente de los modelos de calidad de ISO e ISAS; hablaríamos de las realidades, mitos y expectativas, muchas de ellas equivocadas, de la implementación de los sistemas de calidad en las organizaciones, de cualquier tamaño, de bienes o de servicios.

Hablaría de mi experiencia en el desarrollo de sistemas de gestión de calidad y de todo lo que he aprendido en estos años al respecto, de cómo hemos sorteado todos los vericuetos de la calidad.

La calidad ha llegado a mi vida para quedarse, de hecho he decidido gastar, gran parte de mi tiempo, hasta que muera, en ello.

Pero la vida también me ha enseñado que todo tiene que ver con todo, y que podemos – si usamos inteligentemente los talentos y recursos que tenemos como habitantes de este planeta tierra, por un tiempo determinado, y aprovecho para pedir a quien tenga el poder de otorgar dicho tiempo que el mío sea largo, por lo menos, hasta los 99 años, en buenas condiciones físicas y mentales; tengo una excelente justificación: apenas estoy aprendiendo a vivir y lo que realmente, lo que verdaderamente tenemos en esta vida es el tiempo que hemos vivido y el que vamos a vivir; el tiempo que gastamos junto a las personas que amamos es el mejor de todos los tiempos – ser, estar, hacer y tener, todo, sí – todo es posible – lo que se nos venga en gana.

Por lo tanto, aquí hablaré, de todo y sin medida.

Hablaremos de calidad, de la vida, la muerte, el amor, la felicidad, el yoga, el box, el cine – acabo de descubrir al cine como un decodificador maravilloso de la vida – la gastronomía y de todos los placeres que existen y que están por existir.

7.351 thoughts on “Acerca de este blog

Comments are closed.